9 C
Buenos Aires
27 mayo, 2024

Ante el reclamo industrial el Gobierno dictó la conciliación obligatoria en el conflicto con la UOM


Los metalúrgicos reclamaban un reajuste salarial de 40%. Hubo manifestaciones y un paro que comenzó el martes siguió hoy y escalaba a tres días desde la semana que viene.

Esta noche y cuando se conocía un enérgico comunicado de la Cámara del Acero Argentina, que nuclea a la industria siderúrgica, el ministerio de Trabajo dictó la conciliación para el conflicto que mantienen con la UOM. El sindicato lanzó un pan de lucha ante del pedido de un nuevo ajuste salarial del 43%.

La conciliación arranca desde mañana a las 17 con lo cual la UOM puede mantener la protesta hasta esa hora. Citaron a una audiencia el  martes 25

«Ante el inicio del Plan Nacional de Lucha con cese total de actividades por parte de la UOM, las empresas que conforman la Cámara Argentina del Acero y el Centro de Laminadores Industriales Metalúrgicos Argentinos (CLIMA), que agrupan a la actividad siderúrgica, manifiestan enfáticamente que, desde el comienzo de las conversaciones, han demostrado una amplia predisposición para negociar de buena fe un esquema de revisión salarial objetivo, realista y basado en indicadores técnicos incontrastables, orientado a defender el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores siderúrgicos, en el marco de la alta inflación actual», señalaron.

Los empresarios deslizan que luego de haber mantenido un solo encuentro, desarrollado en una audiencia ante el Ministerio de Trabajo el último 5 de julio, «la representación gremial anunció su Plan de Lucha con un paro total de actividades para el martes 18 de julio pasado por 12horas; 48 horas este jueves y mañana viernes 21; y de tres días para la semana que viene», indicaron.

La industria le había propuesto a la UOM recomponer el salario tomando como referencia la inflación del trimestre anterior y con un mecanismo de seguimiento  según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que utiliza el Banco Central para la inflación futura. 

Además, ante el reclamo de la UOM, la industria siderúrgica propuso aumentar el ingreso mínimo global de referencia como garantía para la UOM.

Ante esta postura, el Sindicato solicitó un aumento del 10% retroactivo a junio y un 30% de aumento para el trimestre julio- septiembre, dando un acumulado del 43% para el trimestre, y solicitando además un pago extraordinario por $60.000 en el mes de septiembre. «Esta solicitud resulta muy por encima de la inflación del trimestre anterior según el IPC y de la inflación proyectada según el REM», señaló el sector empresario.

Actualmente el salario promedio de un trabajador siderúrgico argentino es de aproximadamente $450.000 mensuales en el mes de junio. Adicionalmente, percibe bonos por resultados o gratificaciones que en algunos establecimientos han llegado a los $650.000 netos por persona.

El cese de actividades dispuesto por la UOM que arrancó el martes pasado y siguió hoy afectó la provisión y entregas a la cadena de la construcción y a la cadena de valor metalmecánica, que ya venía funcionando con stocks mínimos para su operación.

Del lado de la industria que exporta el costo laboral es de 18 dólares por hora, incluyendo cargas sociales. Con los reclamos realizados por la UOM se iría a 24,5 dólares por hora, lo que «nos deja fuera de los mercados internacionales», aseguraron.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS