13.9 C
Buenos Aires
21 mayo, 2024

De cara a las elecciones, el máximo jefe militar se pronunció por «la neutralidad política» y la «defensa de la Constitución»

El teniente general Juan Martín Paleo, jefe del Estado Mayor Conjunto de las FF.AA. rompió el silencio y habló con Clarín tras la polémica que se desató por el texto del proyecto de nueva ley de Personal Militar, que generó fuertes cruces entre el Ministerio de Defensa y referentes opositores en la materia.

“Las Fuerzas Armadas defienden la Constitución y mantienen la neutralidad política. Tampoco emiten opiniones sobre preferencias o resultados de las elecciones, y nuestra misión en este proceso electoral es garantizar la seguridad del acto eleccionario”, señaló Paleo, de cara a las PASO del 13 de agosto y las presidenciales de octubre.

El alto jefe militar hace esfuerzos para dar un mensaje alejado de la grieta, sobre todo en este tiempo electoral en que el tema militar se metió en la discusión en los últimos días, a causa del texto del proyecto cuyo envío al Congreso -entró este lunes al Senado- fue anunciado por Alberto Fernández en la Cena de Camaradería, hace dos semanas.

Juan Martín Paleo, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, aquí en la previa de un salto como paracidista, una aptitud que busca seguir entrenando. Foto: Prensa EMCO

Juan Martín Paleo, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, aquí en la previa de un salto como paracidista, una aptitud que busca seguir entrenando. Foto: Prensa EMCO
En este sentido, Paleo defendió la iniciativa que, dijo, es resultado de un “trabajo prolongado” de casi 70 personas, con los 4 jefes de Estados Mayor a la cabeza. “No salió un caballo de Troya”, sostuvo ante las denuncias de “chavización” que llegaron a hacer dirigentes de la oposición como Miguel Pichetto, Eugenio Burzaco y José Luis Espert.

Pero al mismo tiempo, la advertencia de Paleo en cuanto a no opinar -militares en actividad ni retirados- sobre resultados electorales o preferencias puede ser leído como un malestar en ciertos estamentos del Edificio Libertador por algunas expresiones como las del ex jefe del Ejército de Cristina Kirchner, el teniente general César Milani, que se despacha a piacere en su cuenta de twitter, celebrando resultados como el triunfo del PJ cordobés o denostando a opositores al kirchnerismo.

-¿Por qué defiende el proyecto de ley de Personal militar?

-La ley actual data de 1971 y facultaba al dictado de 3 reglamentaciones diferentes, una para cada fuerza, lo cual llevó a que se dictaran también unas 178 normas complementarias. La propuesta actual unifica criterios y soluciona desigualdades ante el hecho de que cada fuerza adoptaba sus criterios, que originaron innumerables reclamos. Este es un proyecto sin ninguna duda superador, y una herramienta necesaria para el desarrollo de una política de Defensa integral.

-Sin embargo, ha sido cuestionado por la oposición. Hay dirigentes que hablaron de “chavización” de las Fuerzas Armadas.

-Acá no salió un caballo de Troya. Los jefes de Estado Mayor somos plenamente concientes de este proyecto en el que trabajaron 67 personas: 43 son oficiales en actividad, cuatro asesores de Defensa, trece de las comisiones de Defensa del Senado y Diputados, y siete de los ex ministros (Horacio) Jaunarena y (Nilda) Garré, lo cual garantizó un nivel de consenso más que aceptable. Trabajaron por seis meses entre 2 y 4 sesiones semanales. El coordinador de todo fue el general (Guillermo) Pereda (actual jefe del Ejército).

-Pero el ex ministro Jaunarena, justamente , fue uno de los que desmintió este supuesto consenso, y señaló además de fuertes diferencias con el texto, que el trabajo en conjunto se interrumpió en 2021.

-Sí, y no sé por qué se cortó. Sí me acuerdo que (el ex ministro Agustín) Rossi habló de que el proyecto debía poder sacarse antes de las elecciones de medio término (de 2021)… Después llegó Taiana al ministerio y retomó el trabajo. (NdR: Rossi enfrentó en 2021 la decisión de Cristina Kirchner de que hubiera lista única a diputados y senadores en Santa Fe, su distrito, se presentó a las PASO y lo obligaron a renunciar como ministro. Taiana lo reemplazó].

-Un aspecto muy cuestionado es que los suboficiales podrían ser ascendidos por el Presidente de la Nación, obviando el rol de las Juntas de Calificaciones.

-El proyecto no otorga facultades discrecionales al Presidente para la promoción de personal. En ningún momento se deroga el decreto 721/16 de facultades delegadas, por el cual se establece claramente cuuáles son las facultades del Presidente, el Ministro de Defensa y los Jefes de Estados Mayores en los procesos de promoción, ascensos, incorporación y retiros. El artículo 46 dice que la calificación de las aptitudes del personal “estará a cargo de las juntas de Calificaciones, las que actuarán como organismos asesores de sus respectivos Jefes de Estado Mayor General”. Es decir, no se modifica en nada la normativa vigente, se la refuerza.

Alberto Fernández en la Cena de Caramadería de las Fuerzas Armadas, junto al ministro de Defensa y al teniente general Juan Martín Paleo, el 10 de julio de 2023. Foto: Federico Lopez Claro

Alberto Fernández en la Cena de Caramadería de las Fuerzas Armadas, junto al ministro de Defensa y al teniente general Juan Martín Paleo, el 10 de julio de 2023. Foto: Federico Lopez Claro
– Le insisto, en que la oposición denuncia que el mensaje del proyecto habla de un consenso que no existió.

-Es cierto que no se llegó al 100 por ciento de consenso. Pero se trata de un proyecto, que debe ser estudiado, debatido y aprobado por las dos Cámaras del Congreso. La ley llega en un momento que sabemos que ninguna de las fuerzas principales tiene mayoría y que es difícil que pueda ser tratado en este período presidencial, y en mi gestión como jefe del EMCO que termina a fin de año. El proyecto seguramente lo tratará el Congreso el año próximo. Pero, para las Fuerzas Armadas es muy relevante, por muchos aspectos. Es una ley con beneficios concretos y reales.

– ¿Como cuáles?

-Creemos que establece una solución definitiva a la equiparación salarial con las fuerzas de seguridad, ya que incorpora el suplemento por título, por responsabilidad del titular del organismo y una escala de jerarquización en función del grado y la responsabilidad. El plan de equiparación salarial vigente que pagó en este mes de julio su segunda cuota [quedan otras tres], equipara el haber básico cuyo gap era de 63%. Pero con estos suplementos, la brecha que se equipara es del 97%.

-¿Qué otros aspectos?

-Hay muchos, se incorpora normativa referida a religión, género, orientación sexual, intimidad personal en cuanto al manejo de datos, salud sexual y reproductiva, etc. También establece indemnización por fallecimiento o incapacidad por actos de servicio, que increíblemente no se dispone al día de hoy. El mejor ejemplo es el caso del ARA San Juan, tuvo que haber una ley del Congreso para pagarle indemnización a los familiares de los 44 fallecidos.

-Hay referentes de la oposición, como el senador y ex ministro Julio Martínez, que hablan de contemplar derecho de asociación de los militares, y libertades comunes al resto de los ciudadanos. Habla de “sindicalismo militar” incluso.

-En prácticamente la totalidad de las FF.AA. del mundo es de práctica común que no tienen los mismos derechos, sea personal activo o en retiro, justamente por estar en estado militar. Hay derechos que se renuncia al incorporarse a las FF.AA. como el derecho a Huelga, por ejemplo. Los jefes de Estado mayor son quienes expresan las posturas institucionales. Quienes quieran disponer de los mismos derechos que cualquier ciudadano, sin restricciones, deben solicitar la baja de la fuerza. Sin embargo en la ley, la reglamentación debe establecer los alcances de este y otros aspectos.

-¿Cree que se terminaron metiendo en la campaña, sin quererlo?

-Bueno, las FF.AA. son hoy una institución prestigiosa en la consideración de la gente. Las elecciones pasadas el tema militar no fue asunto de debate entre las fuerzas políticas. Es positivo que esto suceda ahora.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS