14.2 C
Buenos Aires
23 mayo, 2024

Malvinas: Santiago Cafiero cruzó fuerte al canciller del Reino Unido en medio de la furia británica por el comunicado UE-CELAC


Le dijo que su país violaba «la integridad territorial» de la Argentina con su ocupación de las islas. Fue tras un tuit de Jeremy Cleverly.

La inclusión del nombre Islas Malvinas en el comunicado final de la cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión Europea (UE), el martes pasado, desató en paralelo a la molestia británica con sus viejos socios en Bruselas, un duro cruce del canciller Santiago Cafiero a su par del Reino Unido, Jeremy Cleverly. 

«Estimado Secretario @JamesCleverly : el Reino Unido viola la integridad territorial de la Argentina desde hace 190 años. Le recuerdo que conforme a la Resolución 1514 de la Asamblea General de Naciones Unidas la autodeterminación no resulta aplicable a los habitantes de Malvinas«, tuiteó Cafiero re-posteando otro tuit muy enojado de Cleverly.

«Los habitantes de las Islas Falkland tienen derecho a elegir su propio futuro. El 99,8% de los habitantes de las Islas Falkland votaron para ser parte de la familia del Reino Unido. Argentina y la UE deberían escuchar su elección democrática”, dijo Cleverly apelando al resultado de un referéndum que promovieron británicos e isleños en 2013. Sin embargo ese referéndum sólo fue simbólico, porque no tuvo caracter vinculante en ningún organismo internacional.

El enojo expresado por Cleverly en Twitter siguió a las palabras de Rishi Sunak, el primer ministro británico, que literalmente tildó de «lamentable» que la Unión Europea llamara Islas Malvinas a lo que los británicos e isleños llaman Islas Falkland.

El punto en cuestión es el 13 del acuerdo CELAC-UE del martes pasado que decía así. «En cuanto a la cuestión de la soberanía sobre las Islas Falkland/ Islas Malvinas, la Unión Europea ha tomado nota de la posición de la CELAC, basada en la importancia del diálogo y el respeto del Derecho internacional en la solución pacífica de controversias». La CELAC apoya el reclamo de soberanía argentino.

Esta declaración de 41 puntos en total fue aprobada por los 27 países de la UE y 32 de los 33 de la CELAC (Nicaragua se opuso a un punto sobre la invasión de Rusia a Ucrania y entonces se desmarcó de todo)  generó una aclaración del portavoz de los asuntos externos de la Comisión Europea, Peter Stano, de que la UE no había cambiado su posición sobre la cuestión Malvinas.

Pero el Gobierno argentino supo aprovechar la decena de editoriales y artículos que se multiplicaron en el extranjero como una de las consecuencias del Brexit -la separación británica de la Unión Europea.

Para el caso, como reflejan bien los medios británicos, ni los funcionarios de Sunak ni los de Cleverly lograron con sus frenéticas movidas diplomáticas en Bruselas frenar que el comunicado dijera Islas Malvinas / Islas Falkland. Lo intentaron incluso directamente con el Alto Representante para los Asuntos Exteriores y de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell, que tomó nota del reclamo y punto.  

Este jueves numerosos diarios británicos y no británicos reflejaron ese aspecto de que por primera vez la Unión Europea llamaba al archipiélago en disputa por el nombre con que se lo reconoce en la toponimia argentina. Lo consideraron varios como «una derrota» del Reino Unido.  ¿Una pequeña «revancha» por el Brexit?

Vale la pena la opinión del Iris Times, que muchas veces se ha puesto del lado argentino en el conflicto del Atlántico Sur.

«No habría sucedido antes del Brexit. Pero la salida del Reino Unido de la UE, defendida como un medio para extender la influencia global del Reino Unido, lo ha dejado fuera de la puerta de la cumbre UE-América Latina y el Caribe (Celac) de esta semana en Bruselas, y por lo tanto incapaz de bloquear un pequeño golpe diplomático de Argentina», comenzó diciendo el Irish Times.

«Para decepción de los diplomáticos británicos, furia de la prensa británica que se ofende fácilmente y deleite en Buenos Aires, la UE respaldó una declaración respaldada por Argentina que incluye una referencia a las Islas Malvinas, el nombre argentino de las Islas Falkland en disputa (en realidad se refería a ambos nombres) por las que Margaret Thatcher libró una guerra en 1982».

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS