11.1 C
Buenos Aires
22 mayo, 2024

La singular especialidad médica que estudia la interacción entre la mente y la piel

Hay enfermedades mentales que influyen directamente en patologías dermatológicas. También ocurre al revés. Las ventajas de un abordaje integral.

El cerebro tiene un peso muy importante sobre todas las enfermedades que afectan a la piel. (Foto: Adobe Stock)

El cerebro tiene un peso muy importante sobre todas las enfermedades que afectan a la piel. (Foto: Adobe Stock)

La psicodermatología es una rama de la medicina que investiga la interacción entre la mente y la piel. Esta disciplina ha demostrado que existe una conexión evidente entre el bienestar psicológico y la salud de la piel. A lo largo de las últimas décadas, diversos estudios examinaron esta relación compleja y arrojaron luz sobre cómo el estrés, la ansiedad, la depresión y otros factores emocionales pueden influir en la salud de la piel.

Lee también Las tres frutas más recomendadas para combatir el envejecimiento

“En términos simples, la psicodermatología es una especialidad médica que se encarga del diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de aquellas patologías resultantes de la interacción mente-piel”, cuenta el Dr. Julio Torales, coordinador del grupo de investigación Salud Mental y Ciencias del Comportamiento de la Universidad Sudamericana.

Por su parte, la Dra. Catalina Poza Santos explica que, “entre los problemas dermatológicos que empeoran o son producto de determinadas alteraciones psicológicas nos encontramos con los eczemas, la rosácea, la psoriasis, la dermatitis tanto atómica como seborreica, el acné, la alopecia emocional o nerviosa… Y todos ellos empeoran o aparecen con cuadros importantes de estrés, ansiedad y/o depresión”.

No sólo hay que tratar la enfermedad cutánea, sino también sus causas y consecuencias psicológicas. (Foto: Adobe Stock)

No sólo hay que tratar la enfermedad cutánea, sino también sus causas y consecuencias psicológicas. (Foto: Adobe Stock)

Un ejemplo de este último caso es la psoriasis grave. “Tiene un impacto psicológico sobre el paciente más importante que una depresión. Verse afectado de arriba a abajo produce un estigma”, asegura Juan Escalas Taberner, coordinador del Grupo Español de Investigación en Dermatología Psiquiátrica de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). ”Algunos de ellos evitan durante años ir a un gimnasio, a la playa, a la piscina… porque les da vergüenza quitarse la ropa. También les afecta a la hora de tener relaciones íntimas”, explica.

La piel como carta de presentación

La respuesta emocional a ciertos problemas varía en función del grado de afectación que tenga la persona que los padece. “A nivel general, la piel es nuestra carta de presentación. Siempre va a haber una afectación más directa de la parte psicológica, emocional y social”, afirma la dra. Leticia Alonso, licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y especializada en Dermatología en el Hospital Universitario Ramón y Cajal.

‘La piel, el órgano más visible y tangible, nos da señales de alarma. (Foto: Adobe Stock)

‘La piel, el órgano más visible y tangible, nos da señales de alarma. (Foto: Adobe Stock)

Para estos pacientes, casi nunca basta con la crema adecuada. Hace falta también una conversación con ellos, por ejemplo en el marco de una psicoterapia, para reducir el estrés y romper el círculo vicioso. Por consiguiente, no sólo hay que tratar la enfermedad cutánea, sino también sus causas y consecuencias psicológicas.

Con medidas psicoeducativas y psicoterapéuticas, los afectados aprenden entonces a reconocer patrones y a romperlos a largo plazo.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS