7.8 C
Buenos Aires
24 mayo, 2024

La superverdura que tiene más hierro que la carne y más calcio que la leche

Es un superalimento con excelentes propiedades nutricionales. Además, tiene más vitamina C que los cítricos.

27 de julio 2023, 08:44hs

El kale puede combinarse perfectamente con otros alimentos. (Foto: Adobe Stock)

El kale puede combinarse perfectamente con otros alimentos. (Foto: Adobe Stock)

Las verduras son consideradas primordiales cuando se trata de tener una alimentación saludable y muchas se pueden incluir en diferentes platos para hacerlos más nutritivos o ingerirse solas, crudas o cocidas ya que aportan muchos beneficios. Algunas de ellas se encuentran entre los superalimentos y dentro de este grupo, está el kale, que nació en Alemania, comenzó a utilizarse en Estados Unidos y extendió su conquista hacia otras partes del mundo.

Si bien esta verdura se hizo famosa con el nombre de kale, también es conocida como berza o col rizada. Se trata de un vegetal de hoja verde que procede de la familia botánica brassica oleracea, en la que también encontramos otras hortalizas como la coliflor, el repollo, el brócoli o los repollitos de Bruselas, entre las más conocidas y consumidas. De la planta del kale, que suele alcanzar una altura de entre 30 y 40 centímetros, se destaca el brillante color de sus hojas crespas, abundantes en carne y de notable textura.

El kale es una verdura de la misma familia que la coliflor y el repollo. (Foto: Adobe Stock)

El kale es una verdura de la misma familia que la coliflor y el repollo. (Foto: Adobe Stock)

En cuanto a su origen, según un artículo publicado en el medio alemán Deutsche Welle, esta col verde de hojas rizadas es propia del norte de Alemania y solo crece en los meses fríos sin necesidad de cuidados especiales e, incluso, las heladas y la nieve le hacen muy bien.

Desde Alemania, su consumo no tardó en extenderse hacia el resto de países de Europa, donde rápidamente supieron apreciar las bondades nutricionales y el elevado potencial de esta verdura, como también lo hicieron después en Estados Unidos e incluso en Japón. En Asia, de hecho, es hoy en día uno de los vegetales más apreciados.

El kale tiene más hierro que la carne y más calcio que la leche

El kale se postula como una de las joyas vegetales más valiosas de los últimos tiempos y expertos en nutrición y dietética coinciden en destacar que el calcio presente en esta verdura se absorbe mejor que el que encontramos en la leche. Además, su elevado aporte en hierro ayuda a reforzar el sistema inmunitario, al mismo tiempo que produce glóbulos rojos y previene la anemia.

Este vegetal es considerado un superalimento por sus abundantes nutrientes: se dice que una ración del mismo aporta al organismo 4 veces más ácido fólico que los huevos. Como parte de las verduras de la familia de las crucíferas (como el brócoli, la coliflor o el repollo), el kale se caracteriza por su capacidad para almacenar grandes cantidades de agua, aportando además vitaminas y minerales esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Lee también La verdura rica en vitaminas que ayuda a fortalecer los huesos y aumenta el calcio

Entre las principales ventajas del kale, destaca la vitamina C (que además ayuda en la absorción del hierro, protege contra resfriados y virus y tiene efecto antinflamatorio), la vitamina A (clave para la salud de la piel y de la vista) y la vitamina K, la cual promueve la coagulación sanguínea. Es también una excelente opción natural para depurar el organismo y eliminar las toxinas. Además, es muy rico en cobre, magnesio, potasio, sodio y ácidos grasos omega 3 y 6, por lo que su consumo dentro de una dieta equilibrada ayuda también a mantener una buena salud cardiovascular.

La nutricionista española Verónica Sobrino afirma que el kale “es una verdura completísima, además, por su alto aporte en fitoquímicos y antioxidantes, cuya función principal es la de retrasar el envejecimiento de nuestras células y reforzar nuestro sistema inmunitario”. Algunos estudios científicos demuestran que el kale ayuda a inhibir el desarrollo del cáncer en el cuerpo por compuestos protectores de las células que están presentes en su composición. Por ejemplo, los glucosinolatos, los nitrilos y dos tipos de antioxidantes que aparecen en gran cantidad en el kale: los carotenoides y los flavonoides.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS