14.2 C
Buenos Aires
23 mayo, 2024

«No era ningún mafioso ni estafador»: habló el hermano del empresario descuartizado y dio su hipótesis del crimen


Contó que Fernando Alejandro Pérez Algaba tenía que «ir a buscar un dinero» y sospecha que lo siguieron. Además, señaló que estaba bajo tratamiento psiquiátrico.

El hermano de Fernando Alejandro Pérez Algaba, el empresario de 41 años que fue encontrado asesinado y descuartizado en un arroyo de la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora, aseguró que la víctima «no era ningún mafioso ni estafador«.

“Mi hermano no era ningún mafioso ni estafador. Él había comprado un terreno, no recuerdo si era La Reja. Iban a emprender unas construcciones ahí con un socio. Tenía que ir a buscar un dinero, creo que para los albañiles, y después no sé qué pasó”, expresó Rodolfo Pérez Algaba en diálogo con Telenoche.

Y amplió su hipótesis: «Fue a buscar un dinero y, para mí, lo siguieron y lo mataron por plata. Encima con una brutalidad terrible. El que hizo esto debe ser un sanguinario«.

Rodolfo Pérez Algaba, el hermano del empresario descuartizado. (Foto: Captura Telenoche).

Rodolfo Pérez Algaba, el hermano del empresario descuartizado. (Foto: Captura Telenoche).
En una entrevista con Crónica TV, amplió: «Si le hubiesen pegado un tiro, puedo pensar que haya sido un ajuste de cuentas, pero lo que no me cierra que lo hayan cortado como lo cortaron«.

Respecto del ascenso económico de su hermano, explicó que «comenzó de chico repartiendo pizza» y que luego se benefició de una herencia: «Nadie dice que aproximadamente a los 17 años mi papá falleció y dejó una herencia, la cual la cobramos todos. Ahí es como que él empezó a hacer otra clase de negocios comprando autos de baja gama»

«La actividad de él era la compra venta de autos, con el tema de los Bitcoin no le fue bien, eso se canceló y quedo ahí», explicó el hombre, quien contó que hacía «tres meses que no lo veía» a su hermano porque habían tenido una discusión.

El arroyo donde aparecieron los restos de Fernando Pérez Algaba.

El arroyo donde aparecieron los restos de Fernando Pérez Algaba.
Además, Rodolfo contó que su hermano «estaba bajo tratamiento psiquiátrico por una enfermedad de ansiedad«.

«Vengo desde hace tres días que casi prácticamente no duermo, pensando, rompiéndome la cabeza, cómo pudo llegar a pasar esto. Pero yo no me voy a quedar quieto, no voy a hacer justicia con mis propias manos, pero espero que se haga justicia», completó. 

Fernando Alejandro Pérez Algaba: negocios con criptomonedas, autos de alta gama y deudas

Fernando Alejandro Pérez Algaba quiso ser inspiración. Una cuenta de Instagram con 900 mil seguidores, fotos aspiracionales y mensajes que pretendían ser motivacionales, eran la base de operaciones de una vida de lujo, autos y viajes. Detrás de esa fachada se escondían denuncias por estafa, cheques sin fondo y maniobras en el mercado de capitales.

La víctima, que además era trader –compra y venta de activos y derivados financieros–, tenía sociedades anónimas y fondos de comercio de un kiosco, una peluquería y hasta una empresa dedicada a la compraventa de automotores. La registró en 2017 y la llamó Motors Lettuce SRL, «Lettuce» es la traducción al inglés de «Lechuga», el apodo de Pérez Algaba.

Fernando “Lechuga” Pérez Algaba, empresario asesinado en Ingeniero Budge. Foto: Instagram

Fernando “Lechuga” Pérez Algaba, empresario asesinado en Ingeniero Budge. Foto: Instagram
Los nombres de fantasía apenas tienen redes sociales con pocas publicaciones y algunas fueron dadas de baja y no conservan ni el CUIT. Según publicó Télam, a principios de este año «Lechuga» vivía en Miami, donde había montado la firma Enjoy Rental Car, dedicada al alquiler de vehículos «exóticos», de alta gama, además de jets ski y barcos.

Durante los últimos años, el joven se dedicó a trabajar como trader en las plataformas Forex y Criptomonedas en un departamento de Puerto Madero.

En 2021 un «cliente» lo denunció por estafa en una concesionaria de Palermo. Fue entonces que trascendió un video en el que golpeaba a la persona que lo filmaba durante el «escrache».

En 2022 protagonizó un episodio violento al golpear a un agente de tránsito que lo detuvo en un control de alcoholemia. Por ese hecho le suspendieron la licencia de tránsito y advirtieron que acumulaba 25 infracciones por conducir a alta velocidad.

Esas reacciones violentas, sumadas a las deudas, alimentan la hipótesis de problemas de dinero detrás del crimen. En el Banco Central registra 900 mil pesos de deuda por cheques rebotados, además de 1,2 millones a entidades bancarias.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS