14.2 C
Buenos Aires
23 mayo, 2024

«No siento los pies»: un jinete de 21 años fue aplastado por un caballo en un festival de doma


Sucedió en Goya, Corrientes. El joven es de Santa Fe y quedó internado con graves lesiones.

Un joven jinete santafesino que participaba de un festival de destrezas criollas en la ciudad correntina de Goya sufrió gravísimas lesiones al ser aplastado por el caballo que domaba.

La víctima fue derivada de urgencia al Hospital Escuela de la ciudad de Corrientes, donde permanecía internada a la espera de estudios que permitan establecer si sufrió fracturas en la columna vertebral y si quedará con secuelas.

Arnaldo Nahuel Páez, de 21 años, mostraba ante el público todas sus habilidades para mantenerse sobre el lomo del caballo, que no cejaba en su intento por quitarse de encima al jinete. En uno de esos corcoveos, el animal se irguió excesivamente, sus patas traseras se despegaron del suelo y cayó de lomo, aplastando a Páez.

El caballo se puso de pie rápidamente, pero el jinete quedó enganchado en uno de los estribos y fue arrastrado más de 20 metros, mientras decenas de personas corrieron en su ayuda.

El santafesino, con varias domas en su foja, quedó tendido en el pasto del club Central Goya y supo enseguida que la lesión que sufrió era grave. “No siento los pies… me duele mucho la cintura”, les dijo a los paramédicos que rápidamente acudieron en su auxilio. Allí fue inmovilizado y llevado al hospital de Goya, donde recibió las primeras atenciones y fue derivado a la capital provincial.

Francisco Aguirre, uno de los organizadores junto a Humberto Chamorro, contó que en la fiesta gaucha que se hizo en Goya “había más de 130 caballos y jinetes que vinieron de todo Corrientes y de otras provincias como Santiago Del Estero, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires”.

Al referirse al hecho que derivó en la internación de Páez, Aguirre dijo que “no era la primera vez que este muchacho montaba ese caballo, que lo trajeron de Santiago del Estero».

«Los jinetes que hacen doma saben que en el 80 por ciento de las oportunidades van a terminar golpeados, porque casi siempre el caballo termina derribando al que lo monta”, sostuvo.

Sobre las medidas de seguridad, Aguirre detalló que “en el predio había dos ambulancias contratadas para cualquier emergencia. Se trae un segundo móvil sanitario para que la actividad no se interrumpa en el caso de que se deba evacuar a alguien, como pasó este domingo”.

“Nosotros hace muchos años que nos dedicamos a organizar estos festivales. Cada dos o tres meses hacemos uno y es la primera vez que tenemos un herido grave. Esta es una actividad riesgosa y los organizadores debemos contratar un seguro para los que van a montar los caballos y también para todo el público», indicó.

Ese seguro contempla el pago de hasta 5.000.000 de pesos para los jinetes que sufran “muerte por accidente e invalidez total o parcial por accidentes” y hasta “1.000.000 por gastos médicos”.

Sobre la fiesta gaucha que se realizó en el Club Central Goya, Aguirre dijo que hubo competencia de monta en clina, bastos y encimera y otra categoría que es el «broche de oro”, que en este caso se hizo en la modalidad grupa, donde la jineteada se hace con una sola mano.

EMJ

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS