9 C
Buenos Aires
27 mayo, 2024

«Te lo oculté para no involucrarte y salió todo mal», la carta con la que Marcela Acuña intenta despegar a Emerenciano Sena del femicidio de Cecilia Strzyzowski

A casi dos meses de la desaparición y presunto femicidio de Cecilia Strzyzowski, que conmocionó al país y tiene como principales imputados al clan Sena, la familia encabezada por Emerenciano, el líder piquetero con fuertes vínculos con el gobernador Jorge Capitanich, Marcela Acuña le escribió una carta a su marido en la que asegura, por primera vez, que encubrió a su hijo César.

La carta, que es la novena que escribe en poco más de un mes, contiene como dato revelador el intento de Acuña de exculpar al líder piquetero y ex precandidato del oficialismo chaqueño.

«Sos mi horizonte, te quiero en libertad aunque yo no salga, vos sos mi líder, nunca te lo dije pero bueno, siempre fue así, siento que te fallé por cubrir a César y no puedo vivir con eso, si no salís no sé que va a pasar conmigo. Mi fuerza sos vos y ayudas a mi hijo», escribió de puño y letra Acuña.

En otro pasaje de la carta insiste con el encubrimiento y el supuesto desconocimiento de Emerenciano: «Ojalá pronto llegue tu libertad la merecés, yo no, yo lo cubrí a César, lo protegí, te oculté para no involucrarte y salió todo mal y mucha gente inocente está presa, empezando por vos. Esa carga también me mata por encubrir a mi hijo», remarcó.

Emerenciano Sena y su esposa, Marcela Acuña.

Emerenciano Sena y su esposa, Marcela Acuña.
En el mismo texto, Acuña le pide a Emerenciano que si sale primero que ella de la cárcel lo cuide César porque «está muy solo», y hasta sostuvo que tiene «miedo que atente contra su vida».

«Si salís antes no lo abandones, está muy solo y tengo miedo que atente contra su vida. Solo quiero decirte que todos los días tómalo como una victoria contra la muerte, sonreí, reza, soñá, movete, y aliméntate, tu pastilla tomala con la comida, con la cena, no antes ni después», le pidió Acuña a Emerenciano.

También le dijo a Emerenciano que hasta llegó a pensar que si le pasa algo a su hijo, ella se irá con él porque ya no le quedaría nada.

«Solo puedo verlas a Caro y Patri y a veces a Paula, nadie va a verlo a César, le pedí a mi abogada y a Osuna, es mi hijo, vos sabes lo que significa César para mí, sabes de los afectos, tenés la bendición de tus otros hijos que te visitan y te quieren mucho y eso es valorable te da fuerza y vos vas a salir adelante. Yo no tengo a nadie y mi hijo está preso, el único que tengo y amo, sabes cómo duele, hasta he llegado a pensar que si le pasa algo yo me voy con él , ya no me quedará nada, como cuando lo perdí a Eneas», advirtió.

Marcela Acuña junto a su hijo, César Sena.

Marcela Acuña junto a su hijo, César Sena.
Terminó la carta pidiéndole a dios que la escuche y asegura que la libertad de Emerenciano Sena es «hoy la prioridad».

A fines de junio, y también con una carta de puño y letra, Acuña le había pedido a la Justicia que Emerenciano tuviera el beneficio de la prisión domiciliaria porque padece diabetes e hipertensión.

Como informó Clarín, desde el Departamento de Violencia Familiar y de Género donde está alojada, la mujer escribió en un papel que su marido padece «diabetes» e «hipertensión», por lo que solicitó una morigeración de su detención.

Anteriormente, la dirigente social y también abogada presentó de la misma manera un hábeas corpus que fue rechazado por el juez de garantías Juan Carlos Codina.

Pese al intento de Marcela Acuña de despegar a su esposo en la causa, el equipo de fiscales considera que Cecilia fue asesinada entre las 12.13 y las 13.01 en una de las habitaciones de la casa aparentemente por estrangulamiento en momentos en que se hallaba junto a César, Emerenciano y Acuña.

Además de los tres integrantes del denominado clan Sena, por el caso permanecen con prisión preventiva Gustavo Obregón y su esposa Fabiana González (ambos asistentes de los Sena) y Gustavo Melgarejo y su mujer Griselda Reinoso (caseros de la familia), quienes están acusados de encubrimiento agravado.

Confirman que los Sena eran los dueños de la cama y el colchón en el que hallaron sangre de Cecilia

Fue el encargado de realizar la mudanza de la cama y el colchón en los que se halló sangre de Cecilia quien confirmó que los muebles eran propiedad de los Sena.

Alfredo Aguirre declaró como testigo y precisó que el 6 de junio trasladó con su camión de mudanzas un colchón, un respaldo de una cama y una mesita de luz desde la casa de Santa María de Oro 1460 hasta la vivienda de una mujer embarazada que vive en el barrio Emerenciano.

Fuentes judiciales precisaron que Aguirre le confirmó al Equipo Fiscal Especial (EFE) que el matrimonio era el dueño de esos muebles, los cuales tenían rastros de sangre de Cecilia, según determinaron las pericias del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (IMCiF) de Chaco.

Los fiscales Jorge Cáceres Olivera, Jorge Gómez y Nelia Velázquez secuestraron los objetos trasladados por el camión el 22 de junio en dos allanamientos en casas contiguas, dentro del barrio Emerenciano.

El EFE comprobó esa mudanza con la cámara de seguridad ubicada al frente de la casa de los Sena y si bien se concretó el 6 de junio, se sospecha que al día siguiente de la desaparición de Cecilia ya pensaban en «donarlos» dado que Fabiana González, una de las cuatro personas imputadas por «encubrimiento agravado», declaró que Acuña le dijo el sábado 3 que llame a Aguirre para trasladarlos.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS